Empresas

Sergio Munné: “Las empresas que tiene éxito son las que tienen un sistema de trabajo”

Escrito por BA Productivo

El presidente de Bligraf, Sergio Munné, y actual presidente de la Unión Industrial de Escobar (UIDE), lleva más de una década en Escobar, siempre en el mismo lugar y desde allí viene construyendo una carrera empresaria que está haciendo que su compañía trascienda no sólo las fronteras del mercado argentino, sino también en la región.

Si hay un punto de partida de su vida industrial, sin dudas fue en la década de 1980, que con tan sólo 16 años empezó a trabajar en la fábrica de su papá, en el rubro plástico.

“Hacían inyección y soplado de plástico y fabricaban juguetes. Ahí estuve hasta 1996 porque la visión que tenía de la empresa es que se endeudaba y perdía mercado con la apertura económica de ese momento por la importación. Todo ese proceso terminó en el 2001 y la empresa también”, recordó Munné en sus inicios.

“En aquello tiempos, fabricar un juguete hasta que ponía en la juguetería llevaba 300 días. Desde que se compraba la materia prima hasta que la cobrabas. Y si bien era, en ese momento, un periodo donde había estabilidad; financieramente era imposible”, agregó.

En ese 1996 entró a trabajar en una fábrica de bolsas de Polietileno y allí empezó su génesis de lo que hoy es Bligraf. Estudió marketing y durante 12 años desplegó todo su potencial como gerente general e hizo crecer esa empresa.

“Todo lo que eran blíster iban de la mano de la gráfica. Entonces, con el socio que tengo hoy, brindábamos producto y servicio. La otra empresa la deje en el 2008 en la época de la Resolución 125 del campo. Fue en ese momento que nació Bligraf en el mismo lugar que está hoy. En aquella época, en este punto de Escobar (Colectora KM 55) era el medio del campo”, recordó.

La nueva empresa además de producir hizo un plan de negocios a 10 años. Hoy Munné cuenta que ese plan de trabajo se cumplió casi en su totalidad. Y arriesga un número. “Se cumplió en un 85%”, reconoció.

“Desde su fundación la empresa no paró de crecer, pero a partir de año 2015 empecé a sentir que con la garra y la guitarra ya no podía seguir adelante. Debíamos profesionalizarnos. Y allí hice Dirección de Empresas en el IAE de la Universidad Austral. Con ese equipo más profesionalizado en 2017 se nos da una licitación en Chile. La empresa pasa a ser binacional”, contó Munné.

Antes de su desembarco en Chile, el empresario escobarense contó como armó su equipo. “Yo era gerente de producción y también gerente comercial. Tenía todos los sombreros y me estaba volviendo loco. Hablé con el directorio y le propuse que todos los mandos medios tenían que cobrar un 50% más y que asumieran más responsabilidad. Había que reconvertimos. Me llevó un mes y medio hacer el plan y contratar más personal, más profesionalizado”, relató con emoción.

Hoy la compañía tiene 27 trabajadores y 17 eventuales. El 95% de su personal es de Escobar.

“Los empresarios creen que estudiar en la Universidad ya salimos unos capos. Hay dos falencias muy grandes en la Argentina en ese sentido. Una que los empresarios no saben nada y no se capacitan. Y la otra es que se quejan de que sus empleados no saben nada y no se capacitan. Las empresas que tiene éxito no crecen con personas que sólo tienen sentido común, sino con recursos humanos capacitados, que tienen un sistema de trabajo”, recalcó Munné.

En ese sentido, el industrial ha tomado como propio el concepto del triple impacto en la compañía. Lograr un ambiente y un clima, donde el empleado se sienta parte. En ese sentido, Munné esta comprometido en que el modelo de las Empresa B sea parte de la agenda empresaria de Escobar.

“Yo tengo 50. Operativamente quisiera retirarme a los 55. No dejar de trabajar, pero sí tener el tiempo para no estar operativo todos los días en la fábrica y pensar cómo se pueden generar nuevos negocios. Si se dan las cosas, quiero ser una empresa regional. Ya estamos en Chile y poder expandirnos en Uruguay y Paraguay. Porque el servicio que nosotros brindamos es muy bueno y en la región no se encuentra fácilmente”, comentó a la hora de proyectarse al futuro.

El servicio del que habla Munné es que Bligraf cuenta con todas las habilitaciones del Ministerio de Salud y del Anmat. Además, tiene un sistema de trazabilidad en toda la vida del producto. Con el número de lote se puede saber quién empaquetó, cómo se trasladó y cuando llegó al comercio.

Para terminar, el empresario dejó una frase que debe servir para definirlo como persona y trabajador: “Yo siempre digo algo, yo le agradezco a mis viejos lo que metieron en la cabeza. Esa sabiduría y conocimiento que te permiten salir cuando te caes. Que te permite reinventarte. Yo no le voy a regalar un departamento a mis hijos. Lo que hice con mis hijos fue que estudien, para que con ese estudio tengan la posibilidad de trabajar y crecer”.