Mundo Pyme - DIB

Los países que crecen, lo hacen cuando crean empleo

Escrito por BA Productivo

Por Martín Ciprés

Las discusiones sobre el crecimiento económicos de los países, independientemente de las ideologías, se producen cuando liberan sus fuerzas productivas. Esas fuerzas productivas, en muchos países tiene participación estatal, otras son netamente privados. La antinomia que establece que hay que apostar por una economía intervenida o no, se desvanece cuando ninguno de los dos modelos crea trabajo.

Y hablamos de trabajo en blanco, registrado y con todas las de la ley. En el último informe de INDEC sobre desempleo, se dio cuenta que la cantidad de desocupados fue de alrededor de 1.273.000 personas en el segundo trimestre de 2021, frente a una población económicamente activa de 13.254.000 en condiciones de trabajar en los principales centros urbanos.

Hay dos datos importantes a rescatar de estos datos oficiales: el primero es que de esos más de 13 millones de personas, los que tributan de forma privada son menos de 9 millones. El otro dato incontrastable es que sobre esa base sostienen a una población que ronda los 45 millones. Es decir, que menos de un tercio de la población trabaja para sostener a los otros dos tercios. Económicamente, Argentina es un país inviable en ese sentido, sin tener en cuenta el estado de las cuentas públicas y las deudas.

Pero además de generar esos 1.273.000 empleos que indicó el INDEC, hay que considerar que por año, se sumas aproximadamente 200 mil chicos que cumplen 18 años al mercado laboral. Muchos de ellos salen a buscar empleo, trabajo que no encuentran. Muchos otros de esos 200 mil chicos siguen estudiando. Argentina hoy estás recuperando sólo el trabajo que perdió.

La Argentina necesita crear empleo, el trabajo de calidad lo generan los sectores productivos de productos y de servicios. El sistema laboral actual no genera trabajo, así lo dicen los empleadores. Cada puesto de trabajo no puede convertirse en un dolor de cabeza por su costo. La respuesta es no crear empleo.

Hay una discusión pendiente sobre reemplazar las indemnizaciones con un seguro que lo administre el ANSES. Las discusiones públicas deben superar la dicotomía del presente y el pasado. Tiene que plantear como generar trabajo sin que ningún sector pierda más de lo que gana. Hay que abrir ese debate.