Gremial Empresario

El 51% de las conexiones a Internet en Argentina superan los 20 Megas

Escrito por BA Productivo

La Cámara Argentina de Internet –CABASE- presentó el CABASE Internet Index correspondiente al segundo semestre de 2020, del que surge que el 51% de las conexiones fijas de banda ancha en Argentina alcanzan una velocidad superior a los 20 Mbps. Asimismo, la velocidad promedio de las conexiones fijas a internet a nivel nacional alcanzó los 40,67 Mbps en septiembre de 2020, mostrando un aumento de 1,68 veces respecto de la velocidad promedio relevada en septiembre de 2019.

El informe de CABASE analiza la evolución de los rangos de velocidades de conexión a internet a nivel nacional y muestra que anualmente se da un crecimiento de las conexiones a internet con mayor velocidad de descarga. Este fuerte incremento en la velocidad se registra especialmente a partir de 2019, donde las conexiones con más de 20 Mbps comienzan un vertiginoso ascenso. En  este sentido, en septiembre de 2019 las conexiones con velocidad superior a 20 Mbps representaban tan solo el 40% del total nacional, mientras que para septiembre de 2020 ya alcanzan un 51%, impulsando un salto en la velocidad promedio.

Asimismo, y como parte de este proceso, se observa una importante y continua disminución de las conexiones con velocidades inferiores a 20 Mbps, que caen de un 60% en septiembre de 2019 a un 49% en septiembre de 2020. Con una mirada más de largo plazo, lo que muestra esta tendencia es que las conexiones de 6 Mbps representan hoy solo el 29% del total cuando hace apenas 5 años, en septiembre de 2015, representaban el 81% del total de conexiones.

Sobre estos resultados, Ariel Graizer, Presidente de la Cámara Argentina de Internet –CABASE, afirmó: “La buena noticia es que hemos logrado un salto importante en la calidad de la conectividad, que se expresa en gran medida por conexiones de mayor capacidad de ancho de banda, producto de una creciente participación de los accesos de fibra óptica al hogar. Para que Argentina continúe creciendo en materia de velocidad y cobertura necesitamos recuperar las condiciones de certidumbre y sostenibilidad que permitan retomar el ritmo de inversiones en el despliegue de redes FTTH que teníamos antes del impacto del DNU 690. Solo a través de políticas públicas de impulso e incentivos orientados a fortalecer el rol de las PyMEs y cooperativas en el mercado será posible lograr la universalización de la conectividad que la Argentina requiere, especialmente en una coyuntura en la que internet es la herramienta que sostiene la economía, el trabajo, la educación y el esparcimiento de gran parte de la población”.

En este mismo sentido, con una vinculación directa con el crecimiento de la velocidad, se encuentra la evolución de las tecnologías de acceso a internet. Durante el último año, la tendencia respecto a las tecnologías de acceso se mantiene en línea con años anteriores acrecentando, entre septiembre de 2019 y el mismo mes de 2020,  la caída de los accesos ADSL (-23,79%) en favor, principalmente, de un marcado crecimiento de la fibra óptica (+34,58%), seguido por las conexiones inalámbricas (+19,68%) y el cablemódem (+7,33%).

Con respecto a la participación de cada tecnología, el 56,21% del total de conexiones son a través de cablemódem, seguidas por las de ADSL con el 24,20%, luego las de fibra óptica con el 12,51%, el Wireless con apenas el 4,42% del total y otras tecnologías agrupan el restante 2,66%.

En 2019 los datos relevados por el Enacom daban cuenta de un total de 2.613 localidades con conexiones fijas de internet, de las cuales 758 registraban algún proveedor con red de fibra óptica al hogar (29%), mientras que para septiembre de 2020, de las 2.794 localidades reportadas, 859 registraron disponibilidad de fibra óptica (30.7%). Las provincias con mayor presencia de esta tecnología son Buenos Aries (con 341 localidades), Córdoba (con 100 localidades) y Santa Fe (con 72 localidades).

“Los accesos de fibra óptica representan el futuro de internet. Es la única tecnología hoy disponible que permite asegurar en el tiempo el creciente ancho de banda que demandan los hogares, especialmente a partir de las mayores exigencias que impuso la pandemia con la combinación de home office, clases virtuales y las limitaciones de actividades sociales y de esparcimiento que dieron un impulso fenomenal al uso de plataformas de streaming”, agregó el Presidente de la Cámara Argentina de Internet –CABASE-.

Penetración, un ritmo que no alcanza

Con una variación interanual de apenas 2,1% respecto del año anterior, el total de accesos de banda ancha fija a internet a nivel país se ubicó en septiembre 2020 en 9.356.199 accesos, lo que representa una penetración de internet fijo a nivel nacional por cada 100 hogares del 66%.

Al analizar la evolución en el tiempo de este indicador, surge que la tasa de crecimiento resulta demasiado baja pensando en el objetivo de lograr la universalización de la conectividad para llegar con accesos de banda ancha fija al 100×100 de los hogares del país. En este sentido, con el ritmo actual de crecimiento, que en los últimos 5 años fue del 2,8% promedio por año, hacen falta más de 12 años para lograr conectar al 34% de los hogares de Argentina que hoy no acceden a este recurso crítico para el desarrollo social y económico de la población.

“Mirando hacia atrás, hemos logrado enormes avances en el desarrollo de la conectividad que nos han permitido cubrir el 66% de los hogares, pero a la vez, el ritmo de crecimiento de los últimos años nos prende una luz de alarma y nos dice que no estamos haciendo el esfuerzo suficiente para llegar a la universalización”, sostuvo Ariel Graizer, y agregó: “Estos datos tienen que interpelarnos a la industria, al estado y a la sociedad en su conjunto, para encontrar los mecanismos que nos permitan acelerar el ritmo de crecimiento para que no sean necesarios 12 años para conectar a todos los hogares de Argentina y que la falta de conectividad no siga siendo una barrera para el desarrollo para muchos ciudadanos”.

Desde la Cámara Argentina de Internet –CABASE-, estamos convencidos que como país no podemos darnos el lujo de tener que esperar tantos años para que todos los hombres y mujeres de la Argentina estén en un pie de igualdad en materia de conectividad y acceso a la economía digital y creemos que la universalización solo podrá ser alcanzada a partir de la inversión privada y una regulación inteligente que promueva una mayor competencia y el desarrollo de los pequeños y medianos operadores, que son quienes llegan con sus servicios a los rincones más alejados de nuestro territorio nacional.

Al analizar los datos de penetración a nivel regional, surge que Argentina sigue arrastrando un crecimiento muy dispar de los accesos entre provincias. En este sentido, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se mantiene como la entidad con mayor penetración de accesos fijos a internet, con 108 accesos por cada 100 hogares, mientras que en el extremo opuesto se encuentran Mendoza y Santa Cruz, con apenas 37 y 36 accesos por cada 100 hogares respectivamente.

Asimismo, si bien no figuran entre las provincias con mayor penetración de accesos fijos a internet, es importante resaltar a las localidades de Catamarca, Chubut, Tucumán y Jujuy dado que son las que registran las mayores variaciones positivas entre septiembre de 2019 y septiembre de 2020, con un crecimiento del 53%, 44%, 35% y 22% respectivamente.